[Opinión] ¿El fin de la Quebrada Santo Domingo?, por Víctor Corcuera Cueva

El Certificado de inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA) es el documento que permite, a diario, la liberación de sitios arqueológicos a nivel nacional. Para esto, diversas empresas vinculadas a proyectos de inversión, cuentan con profesionales y bachilleres para lograr tales fines.

En La Libertad, la liberación de sitios empezó desde antes que exista tal documento y con el criterio técnico de los funcionarios del ex INC. Un caso concreto es Chavimochic. Sin embargo, no todos los sitios fueron liberados, algunos de ellos fueron declarados Patrimonio arqueológico.

No obstante, haber sido incluidos como bienes del Estado, actualmente ya cuentan con el CIRA, desestimando su evidencia arqueológica. Un tema emblemático es el Área arqueológica Arenales de Santo Domingo, en el cual se ha proyectado un nuevo Centro Poblado que, aparentemente, ya tiene el CIRA.

La Municipalidad de Laredo, desde su gestión anterior, viene promoviendo la creación de una urbanización en este espacio. La situación es muy grave puesto que son Áreas arqueológicas y no han sido debidamente investigadas –solo registradas-. Otras realidades, cómo las actuales excavaciones en Pampa La Cruz, es una referencia para tomar en cuenta y ahondar en las investigaciones.

En tal sentido, la DDC-La Libertad, debería asumir su rol de defensa y protección del Patrimonio.  Si hasta la fecha no han cumplido en restaurar las geoquilcas de la Quebrada Santo Domingo ¿cómo pretenden seguir liberando sitios comprometiendo la conservación del su entorno inmediato?

Es muy probable que la creación de un nuevo centro poblado en este sector motive invasiones a la Quebrada Santo Domingo, afectando irreversiblemente toda la evidencia arqueológica.  

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.